Blog

12 noviembre, 2017

Lobo solo buscaba wifi. Entrevista a su autora Pilar Serrano


Son muchos los álbumes ilustrados que han salido a la venta en los meses de octubre y noviembre. Hoy os presento uno de ellos: Lobo solo buscaba wifi escrito por Pilar Serrano Burgos.
Un divertido cuento donde las cosas no son lo que parecen.

     

He tenido el placer de ver a su autora, Pilar, contando el cuento y puedo aseguraros que lo pasamos genial grandes y pequeños. No voy a contaros nada más de su puesta en escena  porque hemos sido los primeros en verlo. Si tenéis ocasión de ir a alguna de sus próximas presentaciones os la recomiendo. No os va a defraudar.

Datos técnicos
Autora: Pilar Serrano
Ilustradora: Mar Azabal
Editorial: Amigos de papel
Año de publicación: 2017
Encuadernación: tapa dura
Sus ilustraciones coloridas y alegres, la encuadernación en tapa dura y el acabado del cuento siguen la línea de la editorial Amigos de Papel. Una pequeña editorial que publica muy pocos títulos al año pero de gran calidad.


Reseña de Lobo solo buscaba wifi
Lobo está en casa cuando, de repente, le entra hipo. A menudo, a Lobo le entraba hipo. Trata de acabar con él de mil maneras pero nada le funciona así que, desesperado, Lobo decidió buscar algún remedio casero en internet pero, ¡qué mala suerte!, no tiene cobertura en casa. 

 

Lo único que puede hacer es captar la wifi de la casa de la abuelita que era la vecina que vivía más cerca.

A partir de aquí comienzan las desventuras del pobre Lobo y es que nada va a salir como él esperaba. En el cuento se encuentra con personajes de cuentos tradicionales como: caperucita Roja; la abuelita; Fermín, el cazador; los tres cerditos, Pedro el pastor; mama cabra y las siete cabritillas. Todos están enfadadísimos con él porque quiso comérselos y el bosque se convierte en un lugar de lo más peligroso para Lobo. Nadie le va a tratar bien y esta vez no quería hacer nada malo solo buscaba wifi para encontrar remedios caseros que acaben con el hipo.

 

¿Conseguirá finalmente Lobo acabar con su hipo?

Si queréis conocer toda la historia de Lobo solo buscaba wifi ya podéis encontrar este cuento en las librerías, recién sacado de la imprenta.
Vamos a conocer un poco mejor a su autora, Pilar Serrano.
Pilar Serrano es maestra de educación primaria especialista en educación infantil. 
Estos son títulos publicados:

 

Si papa dice blanco mama dice negro. (Editorial IDAMPA, 2014)


El mejor lugar del mundo. (Editorial IDAMPA, 2015)

 

La huelga de las gallinas (La Fragantina Ediciones, 2016)

 

Cuentos en familia. (Editorial Verbum, 2017)

El abrigo que atrapó a Rodrigo (Ediciones IDAMPA, 2017)

 

Lobo solo buscaba wifi. (Editorial Amigos de Papel, 2017)

 

 
ENTREVISTA A PILAR SERRANO
Admiro a los niños. Vivir el presente como sino hubiera un mañana, esa es su especialidad.
¿Qué es lo que más te gusta de ser maestra?
Admiro a los niños, su energía, su vitalidad, sus ganas de vivir el aquí y el ahora les convierte en los verdaderos maestros. Vivir el presente como sino hubiera un mañana, esa es su especialidad y lo hacen de maravilla. Cualquier momento es bueno para cantar, bailar, festejar, llorar, reír, saltar…Realmente soy afortunada de tener un trabajo en el que cada día voy a aprender.
¿Cuándo comenzaste a escribir?
Cuando aprendí a hacerlo. Cuando tenía siete años mi profesora nos invitó a escribir un cuento, el que más gustase a la clase sería el ganador. Mi cuento fue elegido por mis compañeros así que gané, el premio, dos gomas de borrar marca MILÁN.
Siempre me había gustado escribir pero aquel hecho, aparentemente insignificante, hizo que toda mi niñez creciese pensando que sabía hacerlo. De modo que en mi cabeza siempre he tenido historias y personajes que se peleaban por salir, pero hasta que no fui madre no me lancé a intentar publicar mi primer libro y contra todo pronóstico lo conseguí. Los sueños se cumplen solo hay que perseguirlos.
¿Cuál era tu cuento preferido en la infancia?
Las siete cabritillas, me lo contaba mi madre en su cama.
¿Cómo surgió la decisión de publicar un cuento? ¿Fue fácil?
La decisión surgió porque vi que el sueño se podía convertir en realidad, así que empecé a moverlo y moverlo por editoriales. No es fácil, pero yo tuve mucha suerte gracias a personas cercanas que hablaron bien de mí.
¿Qué es lo que más te gusta de tu faceta de escritora?
Contárselo a los niños, a sus familias, ver sus caras y reacciones. Poder observar como las historias les sorprenden o les tocan el corazón, cómo ríen o cómo lloran. Tener la capacidad para emocionar a alguien es una pasada, sea cual sea la emoción que provoques en ellos.
¿Recuerdas cómo surgió la historia de Lobo solo buscaba wifi?
Una noche cenando con mis hijos creo que uno de ellos tenía hipo, y le dije:”tienes un hipo invencible”. Así que rápidamente me fui al ordenador y escribí ese título, para cuando tuviese tiempo poder desarrollarlo. Cuando me senté delante del PC, tiempo después, no me salía nada con personajes humanos y como me chiflan las historias de lobos pues en seguida se hiló todo.
¿Qué quieres transmitir a los niños con este cuento?
Yo quiero entretener a los niños y que disfruten con la historia, creo que todos los libros transmiten algo en función de quien lo lea. Supongo que una de las lecturas que se puede buscar de Lobo solo buscaba wifi es que las cosas no son lo que parecen. Y otra, que una vez te cuelgan una etiqueta es muy difícil luchar para quitársela. Será el público el que me diga que les ha transmitido.
Has escrito cuentos con temáticas muy diferentes; la separación de los padres, Si papa dice blanco mama dice negro, (Editorial IDAMPA, 2014); cuentos de humor como tu último cuento, (Lobo solo buscaba wifi, Amigos de Papel, 2017),  ¿con qué temas te sientes más cómoda escribiendo?
Con todos, la verdad es que las historias vienen a mi cabeza independientemente de los temas. Aunque mi debilidad son las historias de humor, porque yo soy bastante payasota y suelo estar de guasa todas las horas del día, menos las que duermo, (y a veces hasta esas porque me despierto del sueño con mis propias carcajadas). Me gustan también mucho las historias que son capaces de llegar al alma y las que son atemporales y perdurarán en el tiempo independientemente de quién y cuándo las lean.
Muchos de tus alumnos saben que eres escritora, ¿qué te dicen cuando llevas a clase un cuento que saben que ha sido escrito por ti? 
Mis alumnos son mis sufridores, angelotes. Les debo mucho porque con ellos pruebo si las historias les llegan o no, si enganchan o no. Como les cuento tantos cuentos me preguntan:”pero este es de tu cabeza o de los que vemos (se refieren a cuando les muestro las imágenes)”. Les gusta que se lo cuente a ellos primero. Mis alumnos de este año son muy pequeños, esto de que la profe escriba cuentos les da igual, me piden cuentos a diario, se los cuento, se los leo e incluso los oímos, pero nada más ni menos.
Y tus hijos, ¿cómo se sienten al tener en casa cuentos escritos por su madre?
Mis hijos a veces están un poco saturados de mamá y sus historias, les hace ilusión verlos publicados y en sus estanterías, pero también saben que sacar un libro nuevo es menos tiempo con mamá porque me voy por ahí a contarlo. Y eso no les gusta nada de nada.
¿Podrías dar algún consejo a las familias para fomentar la lectura en sus hijos?
Síiiii, uno muy sencillo. Acostad a vuestros niños con historias, leyéndoselas o contándoselas. No les privéis de la magia de la palabra.
¿Cuáles son tus próximos proyectos?
Más álbumes ilustrados. Llevar a muchos sitios los que ya están publicados, contarlos sin parar. Intentar que me publiquen los que ya están escritos y seguir escribiendo para acabar todos los que tengo a medias o están por empezar.
En 2018 van a salir algunos títulos nuevos con historias muy chulas, que ya iré avanzando a su debido tiempo, porque en el mundo editorial las cosas van despacio. Estoy contenta e ilusionada con todo ello.

     Escrito por: Juani Velilla psicopedagoga y maestra de educación infantil.




entrevistas, reseñas de cuentos

Deja un comentario

Portada libro Un abrazo para Púas

Mi primer álbum ilustrado

“¡Un abrazo para Púas!”

Una entrañable y divertida historia de amistad sobre la importancia de los abrazos, que promueve valores esenciales para el desarrollo emocional de la infancia como: fomentar una autoestima positiva y la aceptación de los demás tal y como son.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: